lunes, noviembre 30

Cuando las cosas van mal, siempre pueden ir peor

 Parte 2,66 capa del infierno, Laberinto de Lloth.

La drow atacó fieramente mientras los aventureros luchaban con fuerza. Las arañas los atacaban pero no suponían ningún problema para ellos. Rapidamenten el acompañante de la drow cayó frente al enano, y Wulfar repartió rapido y diestro con su espada, enfurezido por la muerte de su protegida la mediana.
Cuando la Drow se vió sola huyo teletransportandose, dejando la habitación vacia y en silencio.
El minotauro se dirigió rápido al cuerpo sin vida de la mediana y la levantó del suelo, mientras que el resto hablaban de destruir aquel trono egendrado por el odio y el mal. Aquel artecfacto no podía dejarse indemne y Marcellus lanzó el recurrido desintegrar sobre el, eliminando su existencia. A continuán preservó mágicamente el cuerpo de la mediana, ya que no disponian d elos medios para devolverla a la vida, y debían salir rapido de allí.
Dody como de costumbre, se había adelantado y encontró el camino a seguir rápidamente. El tiempo apremiaba por la seguiridad de Caleisil y ahora de la baja de la mediana.
Descendieron por un largo e interminable tunel vertical con la ayuda de una cuerda pendida del techo que se encontraba alli, pegajosa y con telas de araña, que aunque asquerosas, aseguraban una mejor sujección, ya que el descenso fue largo y lento.
El primero marchaba el explorador que se detubo antes de llegar al final al ver plantas extrañas en el suelo.
-¡Marcellus! ¡necesito que quemes todo esto ya!
El interpelado convocó una gran bola de fuego que calcinó las plantas, dejando un humo putrefacto al rededor. Una vez despejada la zona, el grupo descendió por fin al suelo.
-Estas plantas son terribles, venenosas y asquerosas como todo este agujero infecto.- Dody no solia hablar mucho y siempre que lo hacia era claro, conciso, y lo mas breve posible.
Se encaminaron hacia delante hasta encontrar un muro extraño, que poseía el marco de una pueta de piedra que estaba cerrada a cal y canto, con la cabeza de un enano en ella, que extrañamente se movio y abrió los ojos al verles llegar.
La cabeza de enanó, a juzgar por el tono y su faz, lanzó contra ellos unos cuantos improperios en infracomún, lengua que sólo conocía el explorador. Sosy mantuvo una breve charla, con el mismo resultado de actitud pro parte de la cabeza.
Paimon, sin paciencia, habló en enanó, pero la cabeza, esta vez entendido por todos, les llamó a todos escoria, infieles y seres inferiores con unos cuantos añadidos más.
Como la pacienzia de Dody no es muy elevada, movió la palanza y se teletransportó sin esperar o hablar con los demás.
Antes de accionarla, Paimon se quedó agusto con la cabeza, y todos pasaron al otro lado.

2 comentarios:

Pai dijo...

porque en mi cabeza esto no sucedió así :S

Fëadraug dijo...

es una aproximacion muy buena, aunque a ver si os paso un doc con todo lo que ha ido ocurriendo y asi lo tenemos mas controlado

P.D. Me gusta que lo pongas desde el punto de vista de la mediana y por eso solo te puedo decir que falta una cosita... quiero un pepino, quiero un pepino...